Muffins de manzana, buttermilk y caramelo

Estamos en época de manzanas y como es una de mis frutas favoritas para tartas y bizcochos (y me han regalado un montón) aquí estoy de nuevo con una receta con manzanas.


La verdad es que no estaba muy segura de como quedaría, pero debo admitir que el resultado final ha sido mejor de lo que esperaba.
Al menos a mi catador oficial, mi hijo, le han chiflado, tanto que desayuna y se lleva al cole muffins XD


La receta esta basada en una receta del blog “The café sucré farina” el cual recomiendo mucho, tiene muy buenas recetas tanto dulces como saladas.


Vamos al lío!

Ingredientes:

Para el streusel

  • 15 gr de mantequilla fría
  • 60 gr de azúcar moreno
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 60 gr de nueces peladas.

Para los muffins

  • 120 ml de aceite vegetal, de sabor suave, que no sea de oliva
  • 240 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 240 ml de buttermilk
  • 300 gr de harina
  • ¼ cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas y ½ de polvos para hornear (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 250 gr de manzanas peladas y cortadas de taquitos

Para el glaseado (opcional)

  • 30 gr de mantequilla con sal
  • 45 gr de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 180 gr de azúcar glass

Elaboración:

Vamos a empezar dejando preparado el streusel, para ello vamos primero a picar las nueces. Podemos hacerlo con un molinillo pero yo quería que quedaran unos trozos un poco mas gruesos así que las puse en una bolsa y las golpeé con el rodillo.


En un bol pequeño ponemos la mantequilla, el azúcar moreno, la canela y las nueces picadas y amasándolo todo con las puntas de los dedos vamos mezclando y formando una especie de migas. Reservamos.


Precalentamos el horno a 200º y preparamos nuestro molde, con o sin capsulas, yo los hice sin así que tuve que engrasar y enharinar las cavidades del molde de muffins.

Tamizamos la harina junto con la sal, polvos para hornear y el bicarbonato de sodio, reservamos.


En un bol grande ponemos el aceite, el azúcar y el huevo y batimos hasta tener una mezcla homogénea.
Añadimos el buttermilk y la esencia de vainilla y volvemos a batir.


Añadimos la harina tamizada y la incorporamos a la masa con una espátula.
Una vez la masa quede homogénea agregamos las manzanas troceadas.


Pasamos la masa a los moldes, llenándolos hasta mas de la mitad de su capacidad y espolvoreamos con el streudel.


Horneamos durante 15 minutos, pasado este tiempo, y sin abrir el horno, bajamos la temperatura hasta 175º y dejamos hornear durante 12 minutos mas.

Una vez horneados dejamos reposar unos 10 minutos, los desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Mientras se enfrían preparamos el glaseado.
Ponemos en un bol apto para microondas la mantequilla, el azúcar moreno y la leche. Lo calentamos durante 30 segundos a máxima potencia, removemos y volvemos a calentar 15 segundos mas.
Añadimos la esencia de vainilla y el azúcar glass y mezclamos bien.


Decoramos nuestros muffins con el glaseado y listos!


Ideales!
Os van a encantar ;)




Besos

Toxic cupcakes ☣

Nooo!!
No vamos a envenenar a nadie (aunque algunos nombre me vengan a la mente jejee )
Estos cupcakes son ideales para Halloween...que ya lo tenemos encima!


Estos cupcakes tóxicos son de vainilla y delicioso swiss meringue buttercream de chocolate blanco.


Y aunque las fotos parezca que están en blanco y negro...no, no lo están, ese es precisamente el efecto que queremos conseguir. Así al morderlos el interior llamará mas aún la atención.


Ingredientes:

Para los cupcakes
  • 395 gr de harina leudante
  • ¼ cucharadita de sal
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (transparente a poder ser, cuanto mas blanca quede la masa mejor)
  • 195 gr de mantequilla
  • 245 gr de azúcar
  • 5 claras de huevo
  • Colorante blanco (opcional)
  • Colorante verde neon (yo usé “electric green” de AmeriColor)

Para el swiss meringue buttercream de chocolate blanco

  • 3 claras de huevo
  • 275 gr de azúcar
  • 225 gr de mantequilla
  • 150 gr de chocolate blanco
  • Colorante negro
Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde y las capsulas.
Tamizamos la harina junto con la sal y reservamos.
Mezclamos la esencia de vainilla con la leche y reservamos también.


En un bol batimos la mantequilla con el azúcar a punto de pomada.
Añadimos la leche con esencia y la harina poco a poco y alternando, procurando comenzar y terminar con la leche.


En otro bol batimos las claras a punto de nieve y las añadimos a la masa con con una espátula realizando movimientos suaves y envolventes.


Añadimos unas gotas de colorante blanco para comenzar a dar color con una masa lo mas blanca posible (opcional).
Y añadimos unas gotas de colorante verde neon hasta obtener la intensidad de color que queremos.


Pasamos la masa a nuestras capsulas, llenando ¾ de su capacidad y horneamos durante 16 minutos a 180º (si son minis como los míos, si son de tamaño normal deberás hornear entre 20 y 25 minutos)


Dejamos enfriar sobre una rejilla mientras hacemos el swiss meringue buttercream.
Para ello fundimos el chocolate blanco en el microondas de 10 segundo en 10 segundos, moviendo entre cada intervalo para que no se queme. Reservamos.

Ponemos en el bol de la batidora las claras de huevo con el azúcar.
En un bol, al baño maría, batimos las claras con el azúcar hasta que el merengue alcance entre 65º y 70º, si no tenéis termómetro podéis comprobar si esta en su punto tomando un poco y lo frotamos entre los dedos, si ya no se nota el azúcar al tacto es que estará aproximadamente a esa temperatura.


Retiramos del baño maría y ponemos el bol en la batidora, la dejamos batiendo hasta que el merengue este a temperatura ambiente, esto serán, mas o menos, 15 minutos.


Una vez frío el merengue cambiamos el batidor de varillas por el batidor plano, ponemos la batidora a velocidad media y vamos agregando los trocitos de mantequilla uno a uno, esperando entre uno y otro a que el anterior desaparezca.


Después de incorporar toda la mantequilla ponemos la batidora a toda velocidad y miramos como poco a poco se va formando nuestro maravilloso swiss meringue buttercream.
En un momento dado puede parecer que se corta pero no desesperes, sigue batiendo, vas bien ;)

Añadimos el chocolate blanco sin dejar de batir, este no debe estar muy caliente, aunque tampoco demasiado espeso. Si vemos que se ha enfriado demasiado lo metemos 5 segundos mas en el microondas.
Batimos hasta que el swiss meringue buttercream nos quede perfecto.

Añadimos un par de gotas de colorante negro para obtener un gris claro, pero cuidado, el color de muchos colorante se intensifican pasado un ratito.


Pasamos a la manga y decoramos nuestro cupcakes.

Y listos para sorprender ;)


Besos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...