Tarta de pistacho y rosas

Estos días he estado sola en casa, mi hijo se ha ido, durante toda la semana, con sus abuelos de camping, asi que esta vez he hecho algo solo para mi.


Una tarta de pistachos y rosas!
A mi hijo no le gusta el sabor a rosa, sin embargo, a mi me encanta, así que aprovechando que no me va a decir:
-Es que a mi eso no me guuustaaa!!!
Pues la he hecho, eso si, versión pequeña para mi sola y como sé que el bizcocho de pistacho si le va a gustar los recortes los he guardado para él ;)


Pues lo dicho, la tarta esta hecha de bizcocho de pistachos y de swiss meringue buttercream de rosa...Realmente deliciosa, un sabor muy delicado.


Para esta receta necesitareis pistachos pelado y no, no me refiero a pistachos sin cascara, no...pelados sin piel.
Sé que se venden ya sin piel, pero yo no dí con ellos así que los pele yo misma.
Y vaya paciencia hay que tener!! Así que comprenderé que la hagáis con pistachos con piel.


Ingredientes:

Para el bizcocho de pistacho
  • 170 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 225 gr de azúcar
  • ½ cucharadita de esencia de almendra
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 240 gr de harina
  • ½ cucharadita de levadura química
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 140 gr de yogur griego
  • 100 gr de pistachos pelados y molidos
Para el SMB de rosa
  • 4 claras de huevo
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente en trocitos
  • 2 cucharaditas de pasta de rosas (podéis sustituir por agua de rosa, mermelada de rosas o esencia de rosa, solo que no tendréis el color...pero le podéis poner un poco de colorante rosa)

Elaboración:

Si no habéis encontrado pistachos pelados y/o molidos y queréis pelarlos es lo primero que tenemos que hacer.
Para ellos ponemos los pistachos sin cascara en un cacito y los cubrimos de agua.
Llevamos el agua a ebullición y retiramos del fuego.


Enseguida escurrimos los pistachos y los bañamos en agua fría.
La piel se habrá quedado suelta, pero lo peor toca hacerlo a mano, que es retirar la piel pistacho por pistacho.
He leído trucos por internet y he probado varios, pero al final me ha resultado menos engorroso así.
Mirad que diferencia entre los pelados y sin pelar


Una vez pelados los ponemos en la bandeja de horno y los metemos durante unos 30 minutos a 70º para que se sequen, también podéis hacerlo de un día para otro y dejar que se sequen solitos, extendidos sobre papel de cocina.

Una vez están secos los ponemos en el robot de cocina y los molemos lo mas finamente posible, notareis que al taco están húmedos, así que volvemos a meterlos en el horno, extendido sobre la bandeja durante otros 30 minutos.


Vamos ya con el bizcocho.

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestros moldes, yo usé 3 de 17'5 cm.

En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede cremoso.
Añadimos las dos esencias (almendra y vainilla) y volvemos a batir.

Añadimos los huevos uno a uno, batiendo entre cada uno.


Aparte, mezclamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos la mitad de esta mezcla, tamizando, a nuestra masa y batimos hasta incorporar
Agregamos ahora la mitad del yogur griego, batimos.
Añadimos la otra mitad de la mezcla de la harina, batimos e incorporamos la ultima mitad de el yogur griego...batimos.

Vertemos 70 gr de los pistachos pelados sobre la masa y con una espátula los repartimos bien por la masa. Los 30 gr restantes los reservamos para decorar la tarta.


Vertemos la masa en nuestros moldes y horneamos durante 30 minutos.

Aquí solo hay dos moldes, pero rellené 3

Una vez horneados, desmoldamos pasados 5/10 minutos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para el swiss meringue buttercream ponemos en el bol de la batidora las claras de huevo con el azúcar.
Ponemos este bola al baño maría y batimos hasta que el merengue alcance entre 65º y 70º, si no tenéis termómetro podéis comprobar si esta en su punto tomando un poco y lo frotamos entre los dedos, si ya no se nota el azúcar al tacto es que estará aproximadamente a esa temperatura.


Retiramos del baño maría y ponemos el bol en la batidora, la dejamos batiendo hasta que el merengue este a temperatura ambiente, esto serán, mas o menos, 15 minutos.


Una vez frío el merengue cambiamos el batidor de varillas por el batidor plano, ponemos la batidora a velocidad media y vamos agregando los trocitos de mantequilla uno a uno, esperando entre uno y otro a que el anterior desaparezca.

Después de incorporar toda la mantequilla ponemos la batidora a toda velocidad y miramos como poco a poco se va formando nuestro maravilloso swiss meringue buttercream.
En un momento dado puede parecer que se corta pero no desesperes, sigue batiendo, vas bien ;)


Añadimos la esencia/agua/pasta de rosas y si lo deseas un poco de colorante rosa.


Batimos hasta que se incorpore bien y listo, pasamos a la manga y decoramos nuestra tarta a nuestro antojo.

Yo en mi caso la rellené y cubrí con el swiss meringue buttercream y decoré con pistachos cortados, el resto de lo molidos y unas rosas secas de las que se venden para hacer infusiones de rosas.


Y, personalmente, creo que ha quedado muy bonita ^_^



Besos

Brownie de chocolate y menta

Chocolate y menta, dos sabores tan distintos pero una fusión tan perfecta.


Creo que es la unión de sabores que mas me gusta, me fascina, todo lo que veo de chocolate y menta lo tengo que probar.
La idea de un brownie con menta me fascinaba así que probé y me encantó así que lo comparto para que otr@s enamorad@s de esta combinación también puedan probarla.


Solo hay una persona que conozco a la que esta combinación le gusta mas que a mi y esa es mi madre.
Y ella y yo somos como el chocolate y la menta, distintas, totalmente opuestas, pero nuestra combinación es genial, por eso quiero dedicarle esta entrada.
Por todo el apoyo que me esta dando en estos momentos tan complicados que estoy pasando.

Gracias Mamá, te quiero!


Bueno, vamos con la receta.

Ingredientes: (molde de 20 x 20 cm)

Para el brownie
  • 60 gr de chocolate negro
  • 125 gr de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 65 gr de harina
Para la crema de menta
  • 65 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 180 gr de azúcar glass
  • 1 cucharada de agua
  • 1 cucharadita de esencia de menta
  • Colorante verde (opcional)
Para la cobertura
  • 50 gr de mantequilla
  • 90 gr de chocolate negro
  • M&M's de menta (opcional)

Elaboración:

Forramos nuestro molde con papel de horno y precalentamos el horno a 180º.


En un bol pequeño fundimos el chocolate con la mantequilla en el microondas, poniendo atención en que no se queme, mejor hacerlo en intervalos de 30 segundos en 30 segundos removiendo en cada pausa. Dejamos enfriar un poco.

Mientras, en otro bol, batimos los huevos, añadimos el azúcar y la pizca de sal y volvemos a batir.
Añadimos el chocolate fundido, que ya debe estar templado, y batimos hasta incorporarlo.


Agregamos la esencia de vainilla y la harina tamizada, batimos hasta que la masa quede homogénea pero procurando no incorporar mucho aire.


Pasamos la masa al molde y horneamos durante 20/25 minutos.

Durante los últimos minutos de horneado preparamos un baño de agua muy fría, yo solo puse agua fría, pero si añadís unos cubitos de hielo sería perfecto.

Pasado el tiempo de horneado, sacamos el brownie del horno y lo ponemos en el baño fría durante 5 o 10 minutos, así cortamos la cocción de golpe y nos aseguramos de que queda bien jugoso por el centro.


Mientras, hacemos la crema de menta.
Para ello batimos, hasta que quede cremoso, la mantequilla con el azúcar glass, la esencia de menta y la cucharada de agua.
Podemos probarlo en este momento para rectificar la cantidad de menta.
Añadimos el colorante, si se desea. Yo usé “Kelly green” de Wilton y batimos nuevamente hasta obtener un color homogéneo.


Vertemos la crema sobre el brownie, sin desmoldar, y la extendemos lo mas nivelada posible.
Dejamos en la nevera mientras preparamos la cobertura de chocolate.
Para ello fundimos el chocolate con la mantequilla en el microondas y movemos bien. Vertemos sobre la crema de menta y lo extendemos.


En este momento le podemos poner los M&M's de menta, picados o no, pero este paso es opcional, sé que estos no se encuentran fácilmente, pero por si os interesa yo los encontré en Amazon.

Dejamos en la nevera hasta que la cobertura quede firme y listo.


Espero que os guste esta receta, a mi me ha chiflado, la he tenido que repartir entre los compañeros de trabajo y los familiares por no comerme todo el brownie yo sola!!!

Besos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...